Cristina Noguera
Food to take away

Hoy os voy a hablar de la importancia de la alimentación para un buen rendimiento laboral. Un tema que nos preocupa a la mayoría que nos interesa la alimentación saludable y , sea dicho de paso, debería preocupar a todo el mundo, desde el trabajador a la empresa. Y es, como nos alimentamos en el trabajo?

Seguro que constantemente os hacéis estas preguntas. Que me llevo  para comer al trabajo? que tipo de alimentos y platos nos convienen más? No tengo tiempo para cocinar, que platos puedo elaborar que sean rápidos de preparar? Como equilibrarlos nutricionalmente? Como es el tupper ideal?
Estas y muchas más preguntas y dudas nos asaltan. Y nos sentimos culpables si acabamos preparando o comiendo cualquier cosa para salir del paso.

Además de todas estas cuestiones hay algunas otras que quizás no os habéis planteado: como afecta lo que comemos a nuestro rendimiento laboral? Como podemos equilibrar nutricionalmente nuestra comida? Qué comer para que después no nos entre el bajón?

En este post  voy a intentar aclarar dudas, pero sobretodo transmitiros la importancia de la comida del mediodía, que muchas veces la ninguneamos ( nos decimos que no tenemos tiempo, que nos esperan, tenemos una reunión, aprovechamos para hacer recados, ir al gimnasio, que está muy bien pero eso no debería impedirnos comer bien…), y también os voy a proponer recetas fáciles, saludables, deliciosas y equilibradas nutricionalmente para que las podáis preparar en casa y como no, también consejos para organizaros en la cocina y que no os ocupe mucho tiempo. Así que, vamos allá!!… por pasos.

Primero de todo, os quiero hablar de cómo nos afecta la alimentación en el rendimiento laboral. Y es que muchas empresas suelen aplicar planes de trabajo o actividades para estimular a sus trabajadores y favorecer su concentración y rendimiento laboral, para mantenerlos motivados durante su jornada laboral. Asimismo, desconocen que existen  otros aspectos  que también favorecen  la concentración mental, como es la elección de la alimentación que ingerimos en las comidas y momentos de descanso mientras trabajamos.

Según la OMS, una nutrición adecuada puede aumentar los niveles de productividad  un 20%. Por suerte cada vez hay más empresas concienciadas y que están cambiando su política en este tema.

Aprender  a saber que comemos y como nos afecta, no sólo nos permite reforzarnos físicamente, si no  también en aspectos como  la concentración y la energía. Y esto no sólo lo podemos aplicar a nosotros los adultos, si no también a los niños.

Hoy en día, con el ritmo de vida que llevamos, las prisas, el estrés….es muy importante alimentarnos  correctamente para  aprovechar al máximo los nutrientes de los alimentos y sacar el máximo beneficio. El cómo y el qué comemos es básico.

Comer sin consciencia y rápido puede repercutir en alteración de nuestra digestión y una mala asimilación de los nutrientes.

El cuerpo consume un 10% aproximadamente de su gasto energético en la termogénesis, es decir, en los procesos que tienen que ver durante el consumo de alimentos: digestión,  absorción  y almacenamiento de nutrientes…así que, si comemos mal ( en todos los sentidos) nos va a repercutir provocando malas digestiones, cansancio, mal humor, falta de concentración, meterorismo…

Un error muy común durante la jornada laboral es saltarse la comida: Gran error!!. Nuestro cerebro trabaja básicamente a partir de la glucosa. Si dejamos de aportarle glucosa durante la mañana o al mediodía, las neuronas no tienen la suficiente energía y no pueden mantener  su estructura ni funcionalidad. Cómo consecuencia podrá provocarnos hipoglucemias, bajadas de tensión, cansancio, somnolencia, falta de concentración, lentitud, poca agilidad mental, malestar, apatía, irritabilidad…así que, nada de saltarnos comidas!! No hay excusa.

El mayor consumo energético es durante la mañana, por eso es tan importante el desayuno y la comida, y más si tenemos en cuenta que debemos rendir laboralmente. Todas las acciones que realiza nuestro cuerpo necesitan energía. Dependiendo de la actividad, el consumo será mayor o menor, o necesitaremos un tipo de alimentación u otra. Esta energía debe liberarse de manera gradual y dependiendo de las necesidades de cada uno y, por lo tanto, debe almacenarse de manera que podamos acceder a ella fácilmente y la liberación sea controlada. Y como se consigue esto?  Gestionando bien  qué y como comemos. LA CLAVE ESTÁ EN NUESTRA ALIMENTACIÓN.

Hoy me concentro en el tema de la comida en el trabajo, ya que pienso que es suficientemente importante para dedicarle un post en exclusiva, pero prometo que habrá otro, hablando del desayuno,  que también despierta dudas e interrogantes.

PAUTAS PARA UNA BUENA COMIDA

El mediodía, es un momento de gran actividad y expansión energética. La comida ideal es aquella que sea equilibrada, nutritiva y ligera a la vez, que nos aporte  energía y recursos para continuar trabajando, sin llenarnos demasiado. Si comemos mucho, nos requerirá un consumo de energía que se concentrará en la digestión y por lo tanto repercutirá en nuestro rendimiento, provocando el típico bajón.
Al comer fuerte, con platos con un exceso de grasas, ricos en proteínas animales y pesados, lo más probable es que durante las dos horas y media posteriores a la comida, y que es lo que dura la digestión, seamos incapaces (por mucho que nos tomemos un café) de  concentrarnos. Estaremos deseando hacer una buena siesta.

 

Esquema de alimentación según Canada’s food guide 2019.(guia oficial del gobierno de Canada)

Según un estudio que ha salido recientemente, publicado por Canada´s food guide,y que hace una revisión del hasta ahora oficialista esquema de la alimentación,  la recomendación de una buena dieta equilibrada y saludable debe estar compuesta de principalmente verduras, hortalizas y frutas,  que deben ocupar la mitad la comida, seguida de las proteínas, las cuales debemos reducir las de origen animal y aumentar las de origen vegetal. Éstas deben ser una cuarta parte de la comida. La otra cuarta parte restante la ocupan los hidratos de carbono, es decir, los cereales y pseudocereales.

Evidentemente, si hablamos de alimentarnos de manera saludable la bebida es un capítulo a tratar. Olvidémonos de bebidas llenas de azúcar, zumos industriales ( aunque nos aseguren que no contienen azúcar añadido, y que son naturales) y falsas bebidas “healthy”. Coronemos al agua como la reina de la bebida, aunque podemos acompañarla de tés, kombucha, infusiones etc. y otras bebidas que si son saludables.

PLANIFICA LOS MENÚS Y ORGANÍZATE EN LA COCINA

Ahora ya estamos concienciad@s de que la importancia  de la comida en el trabajo y de que no la debemos saltar. Pero ahora viene la gran pregunta: Y de dónde saco yo tiempo para cocinar? Y como me organizo? Me llevará mucho tiempo?

Os puedo asegurar que es cuestión de organización y de adquirir el hábito. Al principio puede parecer complicado, pero una vez cojamos el ritmo y la práctica, os resultara muy eficaz y práctico y, lo mejor de todo, vuestra salud os lo agradecerá.

Estos son los tres consejos que te doy para organizarte los tuppers semanales para llevarte al trabajo

1.-PLANIFICA UN MENÚ SEMANAL. Piensa platos que no sean complicados, de elaboración sencilla, pero sabrosos. Esto se consigue condimentándolos con especies, hierbas aromáticas, salsas naturales fáciles de elaborar etc. Una vez hayas hecho varios menús, le encontrarás el truco, y cada vez te resultará más fácil.

2.- HAZ UNA LISTA DE LA COMPRA SEMANAL, y busca un hueco para ir a hacer la compra. Si te organizas bien, y haces la compra de golpe, con una lista previa para que no olvides nada, comprobarás que optimizarás el tiempo.

3.- COCINA LOS PLATOS EN UNA SOLA VEZ. Invierte un par de horas para cocinarlo todo y guárdalo en tuppers en la nevera. Incluso puedes cocinar más cantidad y congelarlo. Lo único que tendrás que hacer la noche antes, es terminar de montar el tupper, o rematar alguna cocción.

ALGUNOS CONSEJOS PARA EL TUPPER IDEAL

-Evita mezclar alimentos crudos y cocinados en un mismo tupper. Es un tema práctico. si tienes que calentar algo y tienes una ensalada en el mismo tupper vas a tener un pequeño problema. Y también está el tema de la contaminación cruzada entre crudos y cocinados.

-No aliñes las ensaladas. Mejor lleva la viangreta en un pequeño recipiente a parte y alíñalo al momento, así no se quedará mustia. Guarda pequeños botes de cristal con tapa para reutilizarlos en estos casos.

-Evita la comida cruda o poco cocinada como tartares, carpaccios etc. Si tienes que llevar el tupper fuera de la nevera durante el trayecto, o no tienes nevera, el riesgo de contaminación es elevado. No te arriesgues.

-No prepares tuppers con grandes cantidades de comida, intenta que sea equilibrado y con la cantidad justa. Si temes tener hambre entre horas, llévate un tentempié como fruta, frutos secos….

-Evita los dulces y azúcares refinados de postre.

-Intenta no comer en tu mesa de trabajo, cambia de escenario, desconecta durante la comida.

-Aunque parezca una tontería, intenta darle cromatismo a tus  tuppers, o platos en general. Recuerda que la comida entra por la vista, y si tu tupper tiene un buen aspecto visual, te apetecerá más. Supongo que por defecto profesional, yo le doy mucha importancia al color de los platos, además  los colores de los alimentos aportan unas características y propiedades determinadas a cada uno.

TIPOS DE FORMATOS

Te propongo diversas variantes de formatos de comidas equilibradas y a la vez prácticas para llevar al trabajo. Así no será tan monótono ni aburrido. Dale alegría a tus comidas!!

FORMATO BOWL: En un solo plato mezcla los ingredientes necesarios para obtener una comida equilibrada. Hay variaciones infinitas.

FORMATO TUPPER: En un mismo tupper coloca los distintos preparados, pero sin mezclarlos entre ellos.

FORMATO MULTI TUPPER: Los distintos preparados van en recipientes distintos, ya que no se pueden mezclar. Por ejemplo una crema de verduras o una ensalada con pasta, arroz etc. más proteína animal.

FORMATO TARRO: En un tarro de cristal colocar todos los ingredientes de la comida, por capas, Los más húmedos abajo, los que se mustian más rápido, arriba.

Estos formatos los podemos acompañar, si estamos acostumbrados a ello y nos parece imprescindible, de unos “postres” como fruta, yogures vegetales,  y de vez en cuando, porqué no, algún dulce saludable. Digo lo de “imprescindible” del postre porqué es más un tema cultural y costumbre que una necesidad. Si has equilibrado bien tu plato no es necesario. Puedes comer la fruta, yogures etc. entre horas. Elige tu!!

RECETAS PARA TUPPERS EQUILIBRADOS Y SANOS

Aquí os dejo el enlace a mi post CÓMO COMER SANO EN EL TRABAJO, con varias propuestas para vuestras comidas en el trabajo. Encontraréis opciones veganas, vegetarianas y también con carne o pescado.


Podéis hacer las variaciones que queráis y adaptar la recetas a vuestros gustos más particulares. Se trata de propuestas abiertas para que tengáis ideas para vuestros menús. Espero que os gusten.

También, muchas de las recetas que voy colgando en el blog pueden adaptarse a los tuppers del trabajo, así que, si aún no lo has hecho, apúntate a mi newsletter si no quieres perderte nada!!.

 

Print Friendly, PDF & Email
Comparte esta entrada

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Acerca de mi

Hola, soy Cristina, y este es mi blog personal, en el que comparto mi manera de entender la alimentación y, en cierta manera, la vida. Aquí podréis encontrar sobretodo, recetas saludables y sabrosas e información relacionada con la alimentación saludable. Pero también sitios que me gustan (restaurantes, tiendas, o rincones curiosos…), libros que me parecen interesantes o lugares  a los que he viajado. Espero que os guste!!

Mi instagram
Instagram did not return a 200.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies